Aprovechá las paredes y despejá tu oficina usando alacenas para guardar revistas, libros y documentos y dejá las mesas para trabajar.