Existe una silla para cada situación y necesidad, es importante tener en cuenta su finalidad y el tiempo al día que se utilizará. ¡La misma silla no sirve para todos! Y como las hay de distintos estilos, quedan bien en cualquier sitio en el que quieras trabajar.